Graus CF Grupo 2.2 San Esteban UD

DE FINAL EN FINAL

ADRIAN MORA, DEL GRAUS

Los cinco equipos que ocupan la parte alta de la clasificación no pueden permitirse ningún descuido por lo que mientras los números les den esperanzas para poder ascender vivirán como finales todos los partidos de esta segunda vuelta, más especialmente cuando sean enfrentamientos directos como el que tienen este domingo San Esteban y Graus. El central del San Esteban, Alexis Burgos y el lateral derecho del Graus, Adrián Mora, coinciden en esa afirmación. “Es una final”.
Para el San Esteban vencer el domingo sería respirar con algo de tranquilidad respecto a su rival de esta jornada y uno de sus perseguidores en la clasificación. “Se pondría a seis puntos y aunque no garantiza nada ya sería una diferencia más cómoda”.
El equipo afronta este encuentro con alguna baja pero no les preocupa ya que durante esta temporada todo el equipo funciona de maravilla. “El nivel no baja cuando juegan suplentes y esa es una de las claves de estar arriba. Tenemos un gran banquillo”, recalca.
Respecto al Graus, Alexis recuerda su victoria en el partido de ida como “una de las mejores segunda partes que hemos realizado” y mucho mérito de ese buen juego se lo deben precisamente al Graus. “Es un equipo que juega al toque y eso nos viene muy bien a nuestro fútbol. En la ida nos jugaron de tú a tú y disfrutamos mucho. Además el campo estaba muy bien. El césped de San Esteban no está como a nosotros nos gustaría y eso perjudica a nuestro estilo de fútbol”, recalca el jugador quien es el más veterano del equipo y sigue con el número 14 a su espalda desde que comenzó a jugar al fútbol.
Enfrente se encontraran a un Graus que sabe que descolgarse del San Esteban puede significar perder sus opciones. Por ello van a saltar al campo a por todas .”Para nosotros es clave porque la derrota nos alejaría de los puestos de cabeza y según avanzan las jornadas entrar es cada vez más complicado”, recalca Adrian.
Respecto al rival, el lateral recuerda que en la ida “jugamos bien una parte pero con su remontada nos vinimos abajo”. Tras un mal comienzo, el cambio de entrenador les sirvió de motivación y bajo las ordenes de Pablo Aguilar cosecharon una gran racha de diez partidos sin perder. “Nuestro objetivo era estar arriba y pese al mal comienzo hemos sabido encarrilar la situación y estar donde queremos estar. Por eso este fin de semana saldremos a dejarnos la piel en San Esteban”, concluye.